SANTO DOMINGO. – En 2013, alrededor de 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso. Si se mantienen las tendencias actuales, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará a 70 millones para 2025.

Los niños obesos o con sobrepeso tienen un mayor riesgo de padecer problemas de salud graves, como diabetes de tipo 2, hipertensión arterial, asma y otros problemas respiratorios, trastornos del sueño y hepatopatías. Asimismo, pueden sufrir efectos psicológicos, como baja autoestima, depresión y aislamiento social. La obesidad infantil también aumenta el riesgo de obesidad, enfermedades no transmisibles, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.

La doctora Raisa García, nutrióloga clínica y coordinadora para la República Dominicana del Programa de Educación en Salud y Nutrición para Niños de Latinoamérica (EDUSANU) recomienda lactancia materna exclusiva para reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad infantil.

“La lactancia materna exclusiva, definida como la práctica de alimentar al lactante únicamente con leche materna durante los primeros 6 meses de vida (sin darle ningún otro alimento ni tampoco agua), es la intervención preventiva que tiene el mayor impacto potencial sobre la mortalidad infantil”, asegura García.

También explicó que la lactancia materna exclusiva constituye una piedra angular de la supervivencia y la salud infantiles porque proporciona nutrientes esenciales e insustituibles para el crecimiento y desarrollo del niño. Además, funciona como primera inmunización del lactante, que lo protege frente a infecciones respiratorias, enfermedades diarreicas y otras dolencias potencialmente mortales.

Cada vez hay más datos que indican que la lactancia materna puede tener beneficios a más largo plazo, como reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia y la adolescencia. Algunos datos también señalan una relación entre la lactancia materna y la reducción del riesgo de diabetes de tipo 2, menor tensión arterial y mayor puntuación en las pruebas de inteligencia.

“Aprovechamos que se está celebrando la semana de la lactancia materna para reiterar las recomendaciones que permanentemente hace la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero que lamentablemente las madres y muchos médicos no toman en cuenta”, dijo la especialista.

En nuestro país existe una legislación que tiene como objetivo fomentar la lactancia materna y proteger a las madres y sus hijos de la industria que promueve sustitutos. Nos referimos a la Ley No. 8-95 que declara como prioridad nacional la Promoción y Fomento de la Lactancia Materna. Además, esta ley responsabiliza al Ministerio de Salud Pública de vigilar el fiel cumplimento de la misma.

Con información de diariosalud.do